We are international
Donate


Verano 2012



Apreciado Lector:

A finales de los años 90, en los eventos para los pacientes, a veces contaba la historia de que vivir con mieloma era como vivir con un terrorista, una analogía que quedó fuera de lugar tras el atentado del 11 de septiembre. Me había olvidado de ello hasta hace muy poco cuando se me ocurrió que vivir con mieloma es más bien como vivir con un mal vecino y no tanto con un terrorista.

Hace más de doce años la talidomida era un término relativamente nuevo para la mayoría de nosotros. Solo había alrededor de quince grupos de apoyo del mieloma en Estados Unidos. La IMF apenas había empezado a publicar una amplia gama de materiales informativos para los pacientes y la supervivencia para los pacientes diagnosticados era “entre tres y cinco años”.

Así pues, parecía como estar bajo el control de un terrorista, constantemente con miedo, sin saber nunca lo que podía deparar el futuro. La parte del miedo era real: miedo de que la enfermedad se volviera más activa que la última vez, miedo de no vivir experiencias que pasan una vez en la vida (graduaciones, bodas y vacaciones familiares), miedo de haber transmitido los genes de la enfermedad a un ser querido.

Reconsiderar esa analogía después de haber sido archivada durante más de una década me hace darme cuenta de lo mucho que han cambiado las cosas. Es como la diferencia entre estar con alguien durante un período de diez años y ver a alguien por primera vez después de diez años. Si su caso es el último, será más consciente de los cambios.

Fue entonces cuando me di cuenta de que la analogía del terrorista ya no se aplica a los pacientes con mieloma. Los tiempos han mejorado mucho para la comunidad. Para algunos vivir con mieloma es sencillo. Para otros sigue siendo una lucha constante. Pero vivir con mieloma es mucho más como vivir con un mal vecino que estar bajo el control de un terrorista.

Para cada vez más pacientes, ese mal vecino no es tan malo. Para estos pacientes, vivir con mieloma como una enfermedad crónica puede significar hacer las paces con un mal vecino. Uno ajusta sus tratamientos como lo haría con su vida. Usted mantiene las persianas cerradas a la hora de la tarde a la que al Sr. González le gusta pasear desnudo por el jardín. O su vecino consiente bajar el volumen de la música electrónica después de medianoche. A veces, aunque es poco común, uno aprende a vivir con estas rarezas.

Para otros de nosotros, sabemos lo que significa “un vecino insoportable” que perturba nuestra calidad de vida y, en casos extremos, nuestra economía y nuestra salud. Un vecino así puede amargarle mucho la vida. A menudo hay que llamar a la policía. El valor de su propiedad sufre aún más de lo que lo haría igualmente en esta recesión económica. Usted empieza a perder mucho sueño y su salud empeora.

Afortunadamente, la mayoría de los que tenemos malos vecinos son del tipo tolerable. Esta es también la situación actual de la mayoría de pacientes con mieloma. A medida que aumente el conocimiento sobre el diagnóstico, los tratamientos y los fármacos, estos malos vecinos serán más tolerables, si no casi olvidados. A medida que el mieloma se vaya convirtiendo cada vez más en una enfermedad crónica (algo que hace pocos años solo los mejores expertos podían concebir), el estrés de vivir con él y el miedo de morir por su culpa disminuirán.

Aunque posiblemente no todo el mundo pueda controlar al mal vecino, habrá menos en el futuro inmediato. Sepa solo que hay una cosa que todo paciente recién diagnosticado de mieloma debería entender inmediatamente: no hay que estar aterrorizado por el mieloma. Es muy probable que se convierta en un vecino un poco molesto. Y esa probabilidad está mejorando cada día.

Atentamente,



Susie Novis, Presidenta


Iniciado en 2001, el Grupo Internacional de Trabajo del Mieloma (IMWG), el brazo investigador de la Fundación Internacional del Mieloma (IMF), ha cosechado muchos éxitos que han cambiado el panorama de la investigación en el ámbito del mieloma. Gracias a la colaboración de 159 investigadores de fama mundial, el IMWG ha revolucionado la forma en que se diagnostica, se trata y se controla el mieloma.

Pero estos expertos no siempre están de acuerdo...

El 13 de junio la serie de conferencias inaugural del IMWG arrancó con un debate entre expertos americanos y europeos de renombre internacional que abordaron el primer aspecto de la serie: “Buscando sentido al tratamiento”.

A aquellos que no pudieron asistir en persona a este revolucionario debate ni fueron testigos del evento mientras se hacía el streaming en directo en la página web de la IMF les animamos a que vean el vídeo archivado. De hecho, en la página web de la IMF podrá visualizarse toda la serie de conferencias del IMWG. Simplemente vaya a myeloma.org y haga clic en la pestaña “Webcasts” (Retransmisiones vía Internet) del menú desplegable.

¡No puede perderse esta conferencia!






Informe de la ASCO 2012: Nuevos Resultados en Primera Línea y en Recaída
El Dr. Brian G. M. Durie destaca información importante sobre el mieloma a raíz de la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica


Dr. Brian G.M. Durie

A pesar de que la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), celebrada en junio de 2012, no contó ni con el número ni con el alcance de trabajos presentados en la reunión de la Sociedad Americana de Hematología (ASH), celebrada en diciembre de 2011, aun así hubo varias presentaciones importantes y de interés para los miembros de la comunidad del mieloma.

Tres presentaciones en el contexto de primera línea demostraron los notables beneficios de los tratamientos combinados con carfilzomib (Kyprolis®), un inhibidor del proteasoma de segunda línea:

Estudio de fase I/II de carfilzomib más melfalán-prednisoa (CMP) en pacientes ancianos con mieloma múltiple nuevo

El trabajo 8009 del grupo francés IFM resumió los resultados con carfilzomib más melfalán y prednisona (CMP), que pueden compararse con los datos previos y exhaustivos con Velcade® (bortezomib) más MP (VMP). El índice de respuestas objetivas (RO) (> 50% regresión) con CMP fue de un impresionante 92% (frente al 71% con VMP), y al menos el 42% mostró un índice de respuesta parcial muy buena (RPMB) con CMP.

Brigitte Kolb, del Institute for Myeloma and Bone Cancer Research (West Hollywood, CA), evaluó la toxicidad y la eficacia de CMP en una población anciana, un grupo al que no puede administrársele un tratamiento con dosis altas. A 24 pacientes que participaron en la fase I se les administraron varios niveles de carfilzomib para evaluar la dosis máxima tolerada (DMT). Para determinar la DMT, el nivel de la dosis de carfilzomib se incrementó en las tres cohortes y se evaluaron las toxicidades y los índices de respuesta. En la fase II se incluyeron otros 16 pacientes y se evaluó la eficacia del nivel 3 de carfilzomib, que se administró a 36 mg/m2 por dosis. En total, 43 pacientes participaron en los estudios de fase I/II. El índice de respuesta global (RG) fue del 89%, incluido al menos un 40% de RPMB. Se estimó una supervivencia libre de eventos del 80% y unos niveles de toxicidad del 6%. El año próximo se referirán la eficacia en los pacientes de alto riesgo y datos de seguimiento más prolongados.

Ensayo de fase I/II de ciclofosfamida, carfilzomib, talidomida y dexametasona (CYCLONE) en pacientes con mieloma múltiple recién diagnosticado

El trabajo 8010 fue presentado por Joseph Mikhael, de la Clínica Mayo en Scottsdale (AZ), quien observó un nuevo régimen denominado CYCLONE, incorporando carfilzomib, ciclofosfamida, talidomida y dexametasona. En la fase inicial de este estudio todos los pacientes habían respondido y el 83% alcanzó una RPMB con una combinación que parecía razonablemente bien tolerada.

En la fase I, 3 pacientes fueron tratados con CYCLONE (carfilzomib se administró por vía intravenosa y los otros tres por vía oral) y todos respondieron bien. Se recopilaron datos de 27 participantes en la fase II, se refirió una RG del 96% y el 75% de los pacientes tuvo una RPMB. Se refirieron toxicidades de grado 3 en el 50% de los pacientes y de grado 4 en el 20% (estas incluían arritmia, fatiga, debilidad muscular, neutropenia, linfopenia y trombocitopenia). 26 de 27 pacientes siguen con vida. En todos los pacientes que avanzaron hasta la recolección de células madre esta fue exitosa (14 en total). Se refirieron 7 casos de neuropatía periférica (NP) de grado 1. Se observó un grado de respuesta aún mayor en los pacientes postrasplante. En trabajos futuros se incrementará la dosis de carfilzomib, puesto que en este ensayo no se alcanzó la DMT.

Respuesta completa rigurosa en pacientes con mieloma múltiple recién diagnosticado y tratado con carfilzomib, lenalidomida y dexametasona.

El trabajo 8011 de Andrzej Jakubowiak y sus compañeros en su antiguo centro, la Universidad del Centro Médico de Chicago, proporcionó datos empleando su combinación de primera línea de carfilzomib y Revlimid® (lenalidomida) más dexametasona. Se enfatizó el hecho de que el 42% de los pacientes alcanzaron una respuesta completa rigurosa (RCr). La supervivencia libre de progresión (SLP) fue del 97% a los 12 meses y del 92% a los 24 meses, lo cual indica un beneficio continuo del tratamiento.

El Dr. Jakubowiak, actualmente en la Universidad de Iowa (Iowa City, IA), analizó respuestas de largo seguimiento al tratamiento combinado en 53 pacientes recién diagnosticados de MM a los que se les trató durante un ciclo de 28 días con carfilzomib (20–36 mg/m2 por vía intravenosa los días 1, 2, 8, 9, 15 y 16), lenalidomida (25 mg por vía oral desde el día 1 hasta el 21) y dexametasona (40/20 mg por vía oral por semana). Tras cuatro ciclos con este tratamiento los pacientes que obtuvieron un resultado positivo pudieron recolectar células madre (y 35 pacientes lo hicieron). Después de 8 ciclos los pacientes recibieron 16 ciclos de tratamiento de mantenimiento (con carfilzomib modificado). Los 53 pacientes fueron evaluables, el 81% alcanzaron RPMB o mejor, el 62% alcanzaron respuesta completa (RC) y el 42% alcanzaron respuesta completa rigurosa (RCr). Las reacciones adversas de cualquier grado más comunes incluían linfopenia (30%), leucopenia (26%), fatiga (25%) y NP (11%). Carfilzomib, lenalidomida y dexametasona prolongados fueron bien tolerados y dieron lugar a una respuesta profunda.

En cambio, el trabajo 8096 del equipo de la Clínica Mayo en Rochester (MN) detalló los resultados a más largo plazo con la combinación de los dos fármacos lenalidomida más dexametasona como primer tratamiento. Al seguir a 286 pacientes consecutivos, la supervivencia media fue de 8 años aproximadamente, reflejando tanto el tratamiento de inducción como el de seguimiento.

Es obvio que se tardará un tiempo en valorar cuál es la combinación ideal para alcanzar resultados tempranos excelentes, una toxicidad aceptable y el mejor beneficio a largo plazo.

En el contexto de recaída/resistencia, se evaluaron muchos agentes únicos y combinaciones. De los agentes únicos, tanto la pomalidomida como el carfilzomib demostraron la eficacia esperada, con RG del 30% aproximadamente o mejores. Se espera que la Agencia de Alimentos y Medicamentos Norteamericana (FDA) apruebe ambos fármacos pronto. El voto favorable para carfilzomib en la vista del Comité Asesor de Medicamentos Oncológicos (ODAC), celebrada el 20 de junio, fue un paso clave para su posible aprobación final en julio.

De los agentes nuevos, tanto elotuzumab como MLN9708 (un inhibidor del proteasoma oral) continuaron mostrando resultados prometedores.

Entre los agentes que se estaban empezando a desarrollar, los resultados fueron más bien decepcionantes. Obatolclax (anti-BCL-2; trabajo 8013) y siltuximab (anti-IL-6; trabajo 8018) mostraron una eficacia limitada. Daratumumab (anti-CD38; trabajo 8018) fue el único de los nuevos agentes que produjo respuestas en los agentes únicos a nivel de respuesta parcial (RP).

En el trabajo 8038, un análisis retrospectivo de 841 pacientes consecutivos del centro médico Ciudad de la Esperanza (Duarte, CA), demostró que las correlaciones principales para el desarrollo de segundos tumores malignos primarios eran una edad más avanzada (> 55 años) y la raza blanca no hispana.

Hubo diversos trabajos interesantes que sin duda generarán más investigación. Entre ellos, el trabajo 8040 sugirió que la t(11;14), comúnmente considerada una translocación de “bajo riesgo”, puede tener un impacto negativo en relación con el trasplante autólogo de células madre (ASCT). El trabajo 8097 presentó resultados de un análisis extenso que demostró un modelo de enfermedad y resultados distintos en los pacientes asiáticos, y el trabajo 8088 presentó irregularidades en los sistemas empleados para evaluar la progresión del riesgo en el mieloma múltiple quiescente (MMQ).

La IMF ha resumido todos los trabajos importantes en la publicación ASCO 2012 Multiple Myeloma Highlights (“Aspectos más destacados del mieloma múltiple en la ASCO 2012”), disponible en papel a pedido y en versión electrónica en la página web de la IMF (myeloma.org). Asimismo, también ha entrevistado a los principales investigadores en el ámbito del mieloma, y estas retransmisiones vía Internet pueden verse en la página web de la IMF.

Como siempre, nuevos datos están impulsando la investigación y ayudando a identificar los mejores enfoques para el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes con mieloma en todo el mundo. Esté atento a la próxima edición de Myeloma Today, suscríbase al boletín informativo semanal en versión electrónica (Myeloma Minute), descargue la aplicación para iPad de la tienda de iTunes (Myeloma Post) y/o visite directamente la página web de la IMF (myeloma.org) para obtener toda la información más actualizada. Si necesita un asesoramiento más específico para su caso, no dude en ponerse en contacto con la línea directa de la IMF llamando al 800-452-2873.





Una Introducción a 10 Steps to Better Care

La línea directa de la IMF 800-452-2873 proporciona sistemáticamente la mejor información sobre el mieloma de forma comprensiva a las personas que llaman. El personal de la línea directa está formado por Debbie Birns, Paul Hewitt, Missy Klepetar y Judy Webb. Las líneas telefónicas están abiertas de lunes a viernes, de 9:00 a 16:00. Para enviarnos su consulta online, escriba un email a :

TheIMF@myeloma.org

Paul Hewitt, Judy Webb, Debbie Birns, et Missy Klepetar

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Como siempre, le animamos a que visite nuestra página web para acceder a la mejor y más actualizada información sobre el mieloma, ahora organizada en 10 Steps to Better Care™ (10 pasos para un mejor cuidado) y a que se ponga en contacto con la línea directa de la IMF llamando al 800-452-2873 con todas sus preguntas relacionadas con el mieloma.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Recientemente me diagnosticaron mieloma múltiple, una enfermedad de la que ni siquiera había oído hablar. Ahora me parece que hay tanta información nueva para absorber y procesar que ni siquiera sé por dónde o cómo empezar. ¿Qué debería hacer un novato como yo?

¿Alguna vez tiene la sensación de que está viviendo en una era con demasiada información? Si usted es un paciente con mieloma recién diagnosticado, el volumen de información sobre esta enfermedad poco conocida puede ser totalmente abrumador. ¿Cómo aprende qué aprender un paciente con mieloma recién diagnosticado? ¿Qué debería hacerse primero? ¿Y luego? ¿Qué pruebas deberían realizarse? ¿Con qué frecuencia? ¿Qué se puede hacer si un paciente no puede permitirse el copago del tratamiento? ¿Cuáles son las opciones de tratamiento si la enfermedad recae? ¿Qué fármacos en los ensayos clínicos son para los pacientes recién diagnosticados y cuáles son para los pacientes con mieloma recaído?

Las preguntas y respuestas parecen interminables, y asaltan a los pacientes en cada paso del camino. La IMF, siempre la fuente de la información sobre el mieloma más fiable a escala mundial, ha organizado la información que necesita para responder a todas sus preguntas, tanto si usted es un paciente recién diagnosticado como un superviviente a largo plazo.

La IMF, con la inspiración y el asesoramiento del Dr. Brian G. M. Durie, ha adoptado un nuevo principio organizativo para su página web y para su selección de publicaciones para pacientes. “10 Steps to Better Care™” (10 pasos para un mejor cuidado), una herramienta única para la información sobre el diagnóstico y el tratamiento, está diseñada para ayudar tanto a los pacientes como a los médicos a navegar mejor por el curso del mieloma, desde el diagnóstico hasta la supervivencia a largo plazo. Rompiendo un gran volumen de información en 10 segmentos separados, la IMF espera que los pacientes, los cuidadores y los proveedores de salud puedan centrarse fácilmente en la información que necesitan en cualquier momento.

Para aquellos que aún no han visitado la página web de la IMF para familiarizarse con estos 10 pasos para un mejor cuidado, aquí están:

1. Conozca de qué enfermedad se trata: obtenga el diagnóstico correcto.
2. Las pruebas que realmente necesita
3. Opciones de tratamiento inicial
4. Cuidado de apoyo y cómo recibirlo
5. Trasplante: ¿necesita uno?
6. Evaluación de la respuesta
7. Consolidación y/o mantenimiento
8. Seguimiento sin misterio
9. Recaída: ¿necesita cambiar de tratamiento?
10. Nuevos ensayos: cómo encontrarlos

Cada paso contiene la mejor información de tratamiento, incluidas publicaciones y directrices desarrolladas por el Grupo Internacional de Trabajo del Mieloma (IMWG) de la IMF.

Además de organizar la página web de la IMF en torno a estos 10 pasos, la IMF ha lanzado una nueva aplicación de iPad denominada The Myeloma Post, organizada en el mismo formato fácil de usar. Todos nuestros manuales impresos también se están actualizando para incluir información sobre dónde encajan en los 10 pasos.




10 Pasos para Buscar una Segunda Opinión


Dr. Brian G. M. Durie, Presidente, Junta Directiva de la IMF

La cuestión de si buscar o no una segunda opinión es clave para todos los pacientes con mieloma múltiple (MM). Este resumen de 10 pasos pretende responder a “si, cuándo y cómo” buscar una segunda opinión.

1. ¿Debería considerar una segunda opinión?

Es crucial ser consciente de que una segunda opinión es siempre una opción, ya sea una “consulta” por teléfono o un nuevo examen con pruebas y recomendaciones. La urgencia varía, igual que lo hace la posibilidad de viajar y asumir el coste añadido. Si tiene dudas, póngase en contacto con la línea directa de la IMF llamando al 800-452-2873 para hablar sobre las opciones y la posible ayuda disponible.

2. ¿Necesita una segunda opinión ahora mismo?

Las preguntas fundamentales que suelen merecer y requerir una segunda opinión son:
• ¿Tengo MM activo que requiere tratamiento inmediato? ¿O tengo gammapatía monoclonal de significado incierto (GMSI) o mieloma múltiple quiescente (MMQ), para los que la observación es la respuesta?
• ¿Cuál es el mejor primer tratamiento en mi caso?
• ¿Estoy realmente recayendo o necesito un nuevo tratamiento?

Como mínimo, estas preguntas requieren un análisis minucioso, si no la aportación de un experto en mieloma.

3. ¿Qué debería hacer si se planifica un tratamiento?

En general, los problemas urgentes deberían tratarse de inmediato. Sin embargo, si las recomendaciones incluyen una cirugía importante o retraso en un cuidado de apoyo potencialmente crucial [como diálisis por insuficiencia renal, inmunoglobulina intravenosa (IVIG) por infección o cifoplastia por dolor agudo/aplastamiento vertebral], entonces debe buscar ayuda y asesoramiento. Más allá de los problemas urgentes, suele haber tiempo para evaluar las opciones de tratamiento para el MM. Este es un momento ideal para buscar una segunda opinión.

4. ¿Y qué pasa con el médico primario que lleva su tratamiento?

Incluso si su médico primario es experto en el diagnóstico y el tratamiento del MM, tenga en cuenta que siempre hay diferencias de filosofía y opinión. La mayor diferencia es el enfoque de “observar y esperar” frente al enfoque de “tratar agresivamente ahora”. En este mismo sentido tenemos la controversia de “control frente a curación”. ¿Debe apuntarse al control crónico de la enfermedad o pretender conseguir su curación? Si usted y su médico comparten la misma filosofía, una única opinión puede bastar. No obstante, incluso entonces puede ayudar mucho oír y hablar sobre la filosofía contraria antes de tomar una decisión final.

5. ¿Es desconsiderado buscar una segunda opinión?

Es raro que un médico primario se oponga claramente a que un paciente busque una segunda opinión. De hecho, la voluntad de apoyar a la búsqueda de opciones disponibles suele fortalecer la relación con el médico primario. Sin embargo, es sensato y educado hablar abiertamente del deseo de buscar una segunda opinión para evitar malentendidos. Ayuda formular la discusión en términos de “Creo que usted es un médico excelente…” (si es cierto) o “Nos preocupa que usted no ve que muchos pacientes con mieloma...” (si ese es el caso) “pero/así que nos gustaría buscar una segunda opinión”. Puede proceder a partir de ahí.

6. ¿A qué experto debería ver?

Esta es una pregunta clave, y los coordinadores de la línea directa de la IMF están bien preparados para ayudarle. Por ejemplo, se sabe que ciertos centros están muy bien equipados para hacer pruebas especializadas con el fin de garantizar un diagnóstico correcto y/o asegurarse de que se hayan establecido los factores pronóstico iniciales, como los resultados FISH. La elección de dónde buscar tratamiento puede verse afectada por cuestiones tan prácticas como la comodidad local o la disponibilidad (o no) del reembolso por parte de su plan de salud. Obviamente, usted puede elegir pagar de su bolsillo si es necesario.

7. ¿Qué se espera de una consulta para una segunda opinión?

Algunas consideraciones importantes son:
• ¿Busco solo asesoramiento o tengo pensado recibir tratamiento ahí también?
• ¿Tengo pensado ir a un centro para el tratamiento en forma de trasplante, por ejemplo, o recibir un nuevo fármaco en un contexto de ensayo clínico?
• ¿Seguiré viendo a mi médico primario? Este suele ser el caso. Una vez se ha obtenido el asesoramiento o se ha completado un nuevo tratamiento, la mayoría de los pacientes vuelven a ponerse en manos de su médico local.
• ¿Debo planificar volver para revisiones periódicas? De nuevo, es típico ver al especialista para obtener asesoramiento de seguimiento para el médico local.

8. ¿Cuándo es el mejor momento para buscar una segunda opinión?

En general, durante la fase inicial del curso de la enfermedad es un momento idóneo para asegurarse de que el diagnóstico está confirmado y de que las decisiones de tratamiento inicial son las mejores posibles. Sin embargo, más adelante también puede ser muy útil, especialmente en el momento de la recaída del MM, cuando se necesitan nuevos fármacos.

9. ¿Cómo decido entre un centro médico y otro?

El mejor centro para usted depende de sus preguntas o necesidades, ya sea una consulta aislada, un cuidado continuo, o la necesidad de un trasplante o de un nuevo fármaco concreto que solo está disponible en ensayos clínicos. Por ejemplo, conseguir acceso a pomalidomida, carfilzomib y/o elotuzimab podría ser muy importante.

10. ¿Y qué pasa con el seguimiento?

En el momento de una segunda opinión se hacen recomendaciones y normalmente el “experto en mieloma” llama a su médico local y/o le envía un informe resumido. Es posible que se proceda con un nuevo curso de acción, o que no sea necesario hacer cambios, o quizás se requieran más pruebas. Normalmente la consulta inicial va seguida de una relación continua entre el “experto en mieloma” y su médico local. Esto es ideal. Es posible que usted tenga que trabajar con ambos médicos para que la colaboración fluya y usted pueda beneficiarse de ello. Vale la pena el esfuerzo y muchas veces produce los mejores resultados.

¡Así que ahí está! Espero que estas perspectivas y sugerencias le ayuden a tomar decisiones al considerar buscar una segunda opinión. Si necesita un asesoramiento más específico para su caso, no dude en ponerse en contacto con la línea directa de la IMF llamando al 800-452-2873.